Tacos de espinaca

Estos tacos de espinaca bajos en carbohidratos son un delicioso reemplazo para los tacos tradicionales.

Por Elsa de Zona Kids

Tacos de espinaca

Lo que necesitas

  • 4 oz de hojas frescas de espinaca (100 g)
  • 4 tazas de agua
  • 2 huevos
  • 4 cucharadas de harina de almendras o avena
  • 1/2 taza de queso rallado
  • 1/4 cucharadita de ajo en polvo
  • 1/4 de cucharadita de sal

 

Paso a paso

  1. Precalienta el horno a 390 F (200 C).
  2. Lleva las hojas frescas de espinaca a un recipiente grande.
  3. Pon el agua a fuego alto hasta que hierva.
  4. Agrega el agua al recipiente en el que están las espinacas.
  5. Tapa el recipiente y reserva  por 2 minutos.
  6. En otro recipiente, agrega cubitos de hielo, alrededor de 1 taza.
  7. Usa pinzas para retirar las hojas de espinaca cocidas y llévalas al recipiente lleno de cubitos de hielo.
  8. Revuelve las hojas en los cubitos de hielo durante unos segundos para que se enfríen.
  9. Exprime las hojas de espinaca con tus manos para eliminar toda el agua. Se formará una bola de espinaca compacta.
  10. Usa papel absorbente para secar la espinaca, separa las hojas y sécalas todas muy bien.
  11. Pica finamente la espinaca cocida en una tabla de cortar.
  12. Lleva la espinaca picada a un recipiente grande y mezcla con queso rallado, huevos y harina.
  13. Agrega el ajo en polvo y sal. Mezcla todo muy bien hasta que se forme una especie de masa.
  14. Alista una bandeja para hornear, cúbrela con papel pergamino. Puedes rociar un poco de aceite de oliva en el papel pergamino también para evitar que los tacos se peguen al papel.
  15. Empieza a porcionar tu masa en bolitas medianas.
  16. Ubica las bolitas en la bandeja dejando buen espacio entre cada una.
  17. Usa los dedos para aplanar cada bolita de masa de taco en un círculo delgado uniformemente plano.
  18. Hornea a 390 F (200 C) durante 15 minutos o hasta que esté dorado y crujiente en los lados. Dependiendo del horno y el grosor de tus tacos, es posible que tengas que reducir a 350 F (180 C).
  19. Enfría en un plato unos minutos antes de comer.
  20. Lo puedes comer tibio o frío con el relleno de tu elección.

 

Te encantará su sabor y textura. Puedes poner el relleno que más te guste.

 

Fuente: adelgazarencasa.co

Suscríbete